Propagación vegetativa de Cannabis sativa L.

Cultivar a partir de esquejes no sólo acorta los ciclos productivos, asimismo contar con madres nos permite tener una fuente de material vegetal maduro, homogéneo y seleccionado.
Dispensarios, agricultores y jardineros coinciden en que la cámara de madres y esquejes es clave para una producción de calidad, económica y constante en el tiempo.

Multiplicación de la marihuana

La cannabis puede ser multiplicada mediante tres técnicas: por semillas, propagación “in vitro” y esquejes de tallos vegetativos.

Semillas

La forma tradicional de multiplicar la marihuana es mediante la siembra de semillas cuya oferta de variedades y bancos se ha ampliado enormemente en los últimos años.

In vitro

La forma in vitro es la técnica más compleja, dado que se produce a partir de células mediante el uso de hormonas vegetales en condiciones controladas, no nos referiremos mayormente en esta nota sobre esta técnica.

Esquejes o Clonación

La multiplicación de cannabis mediante el uso de patillas o esquejes, consiste en cortar una rama de la planta en fase vegetativa y hacer que a ese tallo le salgan raíces, generalmente mediante el uso de enraizantes, con la finalidad de obtener una nueva planta idéntica a la madre.

Beneficios de la multiplicación por esquejes

  1. ADN idéntico: ¿Te gusta el sabor, cantidades de THC o CBD presentes y los efectos que te genera? ¿te ha gustado el rendimiento, hábito de crecimiento, resistencia a enfermedades o rapidez de tu planta? al multiplicar la cannabis mediante el uso de esta técnica, el ADN de tus plantas hijas será exactamente idéntico al ADN de la planta madre, siendo esta la técnica que garantiza la mayor similitud en la reproducción de las características deseadas, con una exactitud mucho mayor que la que pudiese proporcionar las semillas de variedades estables.
  2. Acortamiento de ciclos vegetativos, mayor velocidad en la producción: Al realizar una clonación a partir de una planta en cierto estado de desarrollo, sus hijas compartirán la “madurez” de la madre. permitiendo así reducir considerablemente el tiempo necesario en los ciclos vegetativos, permitiéndote cosechas más seguidas sin tener que recurrir al cultivo de plantas autoflorecientes.
  3. Ahorro en la compra de semillas: se evita además el proceso de germinar.
  4. Sabores más marcados: Disponer de material maduro garantiza una mejor expresión de todos los terpenos de la variedad, logrando flores con aromas y sabores más definidos.

Obtención de esquejes

  1. Selecciona una planta madre que te haya gustado.
  2. Corta una rama superior con al menos 4 hojas grandes o de entre 13 y 17 cm de longitud, el corte debe ser en 45° utilizando una hoja de afeitar o escalpelo desinfectado, haz el corte a 1.5 cm bajo un nudo(donde salen las hojas) al que le habremos eliminado las hojas, introduce inmediatamente en agua para prevenir la entrada de aire.


  3. Corta la mitad de todas las hojas grandes con una tijera y con el escalpelo raspa suavemente 3 cm del tallo (1,5 cm bajo el nudo y 1,5 cm sobre el nudo), aplica enraizante y entierra en el sustrato deseado previamente humedecido (Jiffys, tacos de lana de roca, perlita/vermiculita, entre otros). Si quieres mejorar las condiciones de enraizado deja remojando el sustrato 24 horas antes en agua con pH 5,8 y E.C 0,8 mS/cm.
  4. Procura mantener debidamente hidratados a los esquejes, es recomendable mantener con una humedad relativa del 80-100% y temperaturas cercanas a los 20-23 ℃. Puedes poner una manta térmica en la base para lograr 5°C más en la zona radical, lo que acelerará el enraizado. Pulveriza frecuentemente las hojas y el sustrato para mantenerlo húmedo pero no saturado en agua.
  5. Cuando se observe el desarrollo de al menos 4 raíces de 2cm de largo se puede trasplantar a su sustrato definitivo, siendo recomendable el uso de bioestimulantes que fomenten el desarrollo radical y abonos ricos en fósforo. El tiempo transcurrido para la formación de raíces variará de planta a planta, siendo lo normal unos 9 días, pero pudiendo mostrar raíces desde los 6 días en caso de variedades más precoces y hasta 14 días para las más tardías. Si realizaste muchos esquejes, descarta los que se demoren más de 15 días ya que no tendrán el potencial esperado

Se recomienda luz de baja intensidad calórica y color frio (6500°K) como por ejemplo el led o fluorescente ya que se disminuye la deshidratación de las plantas y favorece la emisión de nuevas raíces.

Mantención de plantas madres seleccionadas

Es esencial que las plantas madres sean mantenidas con un fotoperiodo vegetativo correspondiente a 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad para evitar que entren en floración.

Las plantas madres seleccionadas se encontraran en fase de crecimiento constante por lo que debe realizarse las labores de poda, fertilización y prevención de plagas y enfermedades.

La poda debe efectuarse con objeto de controlar la altura y obtención de esquejes, se realiza el corte en la parte superior de la planta procurando dejar dos brotes por debajo del corte. Periódicamente es recomendable realizar poda de raíces y trasplantar a sustrato nuevo.

Fertilización: se necesitará que las plantas madres sean abonadas con nitrógeno y microelementos, siendo de gran ayuda el uso de enzimas, algas y otros productos que promuevan la sanidad de las plantas madres.
Una semana antes del esquejado deberemos reducir a la mitad la dosis de nitrógeno habitual.

Cuidados para la prevención de plagas y enfermedades: Las plantas madres deben ser cuidadas por un tiempo prolongado, sufrirán cortes y heridas una vez que se realice la poda y obtención de esquejes, por lo que se encuentra expuesta a sufrir de plagas y enfermedades, para ello se sugiere la utilización de un plan de aplicación de insecticidas y fungicidas y el uso de herramientas desinfectadas.

¡Atrévete a probar la multiplicación de esquejes en tu próximo cultivo!

¿Te ha parecido útil este artículo? Compártelo!

Compartir:

Newsletter




Compra segura

Sitio web seguro y encriptado

Embalaje discreto

Sin logos ni declaración del contenido

Envío gratuito en semillas

Desde $55.000 a todo Chile

× ¿Necesitas ayuda?